Dinamiza la venta de tu barco

¿Quieres poner tu barco en venta, o tu barco está en venta desde hace meses, pero no captas contacto? En este post, resumimos los puntos esenciales para presentar correctamente tu embarcación, hasta el día de la visita.

El precio de venta

Si quieres publicar un anuncio de tu barco en internet o simplemente poner un cartel “en venta”, la primera etapa es definir el precio de venta. Un precio que te satisface, coherente y atractivo.

Para eso es fundamental que analices la competencia en el mercado de ocasión. Infórmate sobre las embarcaciones que ya están en venta y que tienen características parecidas al tuyo. Compara su equipamiento y su estado general. Compara los precios de venta. Es muy importante que el precio de partida de tu barco esté en línea con el mercado actual, y no con el precio emocional que le atribuyes, o la suma de las facturas de mantenimiento. Basándote con estos elementos, tendrás que encontrar el buen equilibrio.

Ten en cuenta que el precio inicial es uno de los primeros elementos que llamará la atención del comprador, y que por el contrario, un precio fuera de lugar no generará ninguna dinámica.

El soporte visual

Dedícale tiempo al reportaje fotográfico de tu barco. Asegúrate de que el barco este limpio y ordenado, que las fotos sean representativas de su diseño y que destaquen los espacios y volúmenes. No es necesario distorsionar las proporciones iniciales de sus fotos para dar una ilusión de grandeza que no refleja la realidad. De hecho, el objetivo es llamar la atención de tu comprador y programar una visita. Y ese día ¡no habrán retoques posibles! De la misma manera, presenta los puntos que consideras fuertes, en particular el equipamiento. No es necesario omitir los pequeños defectos o las marcas de desgaste. De hecho, propones a la venta un barco usado, al precio de ocasión. Si necesitas inspiración para tus fotos, consulta las nuestras: “Barcos Ocasión”.

El expediente de seguimiento de tu barco

Prepara un dosier completo con la documentación de registración (hoja de asiento, certificado de navegabilidad,…), el certificado de conformidad europeo, el último recibo de seguro, pago de impuestos, y todas las facturas en que tengas: la factura de compra del barco, facturas de posibles reparaciones, informe de peritaje, …

Un expediente de seguimiento bien cuidado transmite seriedad. Tranquilizará a su comprador y lo ayudará a entender con claridad la historia de su barco. Pudiendo así tener una idea de las próximas intervenciones para prever.

¿El Plus? Poder enseñar algunas fotos del casco del barco durante su último levantamiento del agua.

El estado de tu barco

Finalmente, es esencial que el barco esté siempre listo para hacer una visita. Mantenlo limpio, ordenado y listo para navegar. Tienes que ponerte en el lugar de tu futuro comprador y presentar la embarcación en el estado en el cual te hubiera gustado comprarla. Recuerda verificar la validez del equipamiento de seguridad y controlar el buen funcionamiento de todos los accesorios y opciones. Verifica que las sentinas estén sanas, limpias y secas.

No cometas el error de querer “parar los gastos” y así abandonar tu barco. De hecho, la primera impresión al subir a bordo es crucial.

Si respetas todos estos puntos, estás en buen camino. Ahora sé disponible y reactivo cuando te contacten. Y sobre todo, paciencia. Un barco se vende raramente en tres días.

Mientras tanto, te invitamos a compartir con nosotros en los comentarios tus consejos para una venta exitosa. ¡Estaremos encantados de intercambiar argumentos contigo sobre el tema!

¿Dudas en confiar la venta de tu barco a un profesional náutico? Mantente conectado. Pronto dedicaremos un artículo detallado sobre “vender su embarcación a través de un intermediario especialista”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *